Seleccionar página

El miércoles acabó el Curs d’Iniciació a l’Aprenentatge Servei a L’Hospitalet de Llobregat. A lo largo de esta formación han pasado 25 personas, maestros, educadores, técnicos de la Administración Pública, responsables de asociaciones diversas… Ha sido una experiencia reveladora de la cantidad de prácticas excelentes de aprendizaje-servicio que hay en la ciudad.

El curso se enmarca en un proyecto piloto que el Departament d’Educació de la Generalitat está impulsando, junto con el Centre Promotor d’Aprenentatge Servei, en dos municipios: L’Hospitalet i Sant Vicenç dels Horts. El propósito es explorar el vínculo entre el aprendizaje-servicio y la Educación para la Ciudadanía, cara a extender  y normalizar este tipo de prácticas entre los centros educativos y las entidades sociales en nuestros pueblos y ciudades.

No recuerdo quien dijo que contra la educación se puede ser pesimista, pero para educar, es necesario ser optimista. Creo que tiene razón. En el mundo educativo, la “O” del optimismo debería ser más visible que la “”o” de la modestia -en sí misma positiva-, y que las dos “oes” del anonimato, que, tratándose de lo que pueden conseguir nuestros chicos y chicas, son absolutamente injustas.

¿Queréis echar un vistazo a algunas de estas prácticas de aprendizaje-servicio en L’Hospitalet?:

Proyectos “Joves pel Barri” y “Compartim drets” del IES Eduard Fontserè y el Esplai La Florida.

Proyecto “Conèixer és estimar” del IES Bisbe Berenguer y la Escola d’Educació Especial Escorça.

Proyecto Campaña Donación de Sangre de diversos centros de esplai de la Federació Catalana de l’Esplai y de la Associació Educativa Itaca con el Banc de Sang i de Teixits.

Share This