Controlando la nostalgia con lecturas

Controlando la nostalgia con lecturas

Finalizado el verano me paso algunos días frenando la nostalgia de la montaña, del aire puro, del olor a hierba fresca, de los ríos, lagos, marmotas, cabras y buitres. Pero la nostalgia es buena sólo un ratito, luego hay que guardarla en un cajón, porque lamentarse...
La abuela conductista que llevo dentro

La abuela conductista que llevo dentro

Mi contacto con el conductismo empezó en el segundo trabajo que tuve como maestra de educación especial. El director de la escuela era fan de esta corriente psicológica y fue quien me contrató, de manera que me sentí obligada a adentrarme un poco en ella. Casi por...
Con la emoción solidaria no basta

Con la emoción solidaria no basta

La primera vez que participé en el Seminario Internacional de Aprendizaje-Servicio organizado por CLAYSS (Argentina) fue en el 2005. Desde entonces he fallado muy pocas veces a esta cita anual, tan nutritiva e inspiradora para los que difundimos esta pedagogía del...
El pequeño privilegio de cada verano

El pequeño privilegio de cada verano

En medio de una tormenta de pésimas noticias (ola de calor insoportable, terremoto de Haití, victoria de los talibanes en Afganistán…) este agosto más que nunca me siento una privilegiada que debería dar gracias y no parar. Porque, al igual que otros veranos,...