Seleccionar página

Después de un sábado y un domingo paseando por un Buenos Aires casi primaveral, y una vez superado el jetlag, creo que me animo a ordenar un poco el conjunto de impresiones vividas en el 13 Seminario Internacional de Aprendizaje y Servicio Solidario.

  1. Un elemento importante ha sido la nueva obligatoriedad de las prácticas de aprendizaje-servicio en el período de la educación secundaria argentina. Este nivel de institucionalización presenta no pocos retos. Pero la sólida trayectoria llevada a cabo durante más de trece años indica que serán abordados con éxito.
  2. Los proyectos APS universitarios que resultaron finalistas y los premiados ampliaron su espectro a medida que maduraban: empezaron por acciones solidarias estrictamente ligadas al currículum de los estudiantes, pero después integraron otras disciplinas y facultades a fin de atender una necesidad que los jóvenes percibían como más global.
  3. Como consecuencia de este enfoque holístico, los proyectos APS acaban siendo auténticos programas de desarrollo local en las comunidades desfavorecidas en las que se aplican.
  4. Bajo la mirada europea, esta característica resulta insólita. A veces incluso cuestionaría la aceptación social del servicio desarrollado por los estudiantes, ya que podría interpretarse como una intromisión en las obligaciones del Estado del Bienestar. Por comparación, los proyectos españoles de APS tienden a enfocarse más como una contribución que provoca mejoras concretas en el entorno, que no como la solución de los problemas sociales.
  5. Sin embargo, la mayoría de los proyectos APS universitarios incorporan actividades de capacitación de la población destinataria, para fortalecer su autonomía y evitar el asistencialismo o la dependencia.
  6. Otra característica interesante de los proyectos APS universitarios es que interpelan el currículum oficial de las carreras al plantear desafíos reales que no tienen suficiente espacio en los planes de estudio y que merecen una investigación específica.  Sin duda, las universidades mejoran con ello.
  7. Seguramente es un tópico, pero la capacidad narrativa de los latinoamericanos en general y de los argentinos en particular es extraordinaria. En este sentido, oír hablar a los jóvenes en el seminario ha sido un placer y al mismo tiempo una constatación de lo mucho que tenemos que aprender en oratoria los españoles.
  8. Los aspectos emocionales de la vinculación personal en los proyectos están también muy presentes en las exposiciones del profesorado y las autoridades universitarias. Creo que en España tenemos más complejos e inhibiciones a la hora de expresar nuestros sentimientos, sobre todo en el marco de actividades académicas formales.
  9. El seminario internacional de aprendizaje-servicio no es sólo un evento pedagógico de alta calidad. Es también un fenomeno intercultural y social. Hay que verlo con esta luz para poder apreciar todos los matices y colores.
  10. En cualquier caso, el secreto de su éxito son las personas incombustibles que cada año lo organizan: María Nieves Tapia, Sergio Rial, María Rosa Tapia, Alejandra Herrero, Enrique Ochoa, Alicia Tallone… y un  largo etcétera, desde el Ministerio de Educación, desde CLAYSS y desde la OEI, como la Floralis Genérica de la foto, se abren periódicamente para que los que tenemos la suerte de participar disfrutemos y aprendamos un poco.
Share This