Seleccionar página

En el curso 2016/2017 sólo el 9% de los proyectos de aprendizaje-servicio/servicio comunitario en Cataluña eran de temática ambiental. La mayoría eran de temática social: atención a personas mayores, inclusión discapacidad, apadrinamiento lector, etcétera.

Teníamos por delante el desarrollo del servicio comunitario en la Secundaria – que este curso 2019-2020 va a ser obligatorio en 3º y 4º curso (entre los 14 y los 16 años) – y en la Generalitat los departamentos de Educación y de Territorio y Sostenibilidad  se propusieron poner el foco en los retos ambientales conectando escuelas, entidades ambientales y ayuntamientos.

El resultado ha sido espectacular. Ayer más de 360 personas, en su mayoría docentes, llenaron el auditorio y las aulas del Cosmocaixa de Barcelona para participar en el Simposi Aprenentatge Servei i Servei Comunitari Ambiental. Todavía estoy impactada por la energía, ilusión, esfuerzo y compromiso que se respiraba.

El crecimiento de proyectos ha sido exponencial. La Diputación de Barcelona ha elaborado dos mapas interactivos para identificar cuál es la temática abordada y quién impulsa los 171 proyectos promovidos por los ayuntamientos y los 155 proyectos promovidos por las entidades ambientales.

Tuve el privilegio de moderar la mesa de diálogo formada por Mariona Bassaganya, directora de la Escola Segimon Comas; Helena del Pozo, técnica de medio ambiente del Ayuntamiento del Prat de Llobregat; Marti Boneta, director del CRP Les Corts-Consorci d’Educació de Barcelona i Hèctor Hernández, de la Associació Mediambiental La Sínia. Conversamos acerca de diversos aspectos, de los cuales reseñaré cuatro:

  1. ¿Qué aporta un proyecto de ApS ambiental al alumnado? A esta cuestión los ponentes citaron como elementos clave: éxito presente y futuro, percepción del territorio como espacio significativo, compromiso, altruismo, empoderamiento, aprendizaje vivencial, esfuerzo, vínculos, capacidad para alcanzar objetivos, despertar vocacional, progreso personal y social, conciencia cívica.
  2. ¿Qué aporta un proyecto de ApS ambiental en la comunidad? Aquí los ponentes señalaron como la sociedad se implica y comparte los retos ambientales como un asunto de todos;  la posibilidad de recuperar el voluntariado ambiental; la confianza en el trabajo en red; la ventaja de que el alumnado trabaje con adultos diferentes a los docentes; el hecho de gozar en el territorio de una escuela abierta y receptiva.
  3. ¿Cuáles serían los 2 o 3 principales retos que tenemos en los proyectos ApS ambientales? A los ponentes les preocupa la continuidad y consolidación de los proyectos; la vinculación curricular; el perder el miedo a abrirse por parte de la escuela; el conseguir que los proyectos sean muy claros y bien definidos; el evitar que el ApS se se viva o se convierta en una moda; el potenciar la reflexión del alumnado; el conseguir mayor protagonismo y participación por su parte; la calidad de los proyectos; el riesgo o la tentación de «ir por libre» en temas ambientales sin tener en cuenta a los expertos; la falta de entidades ambientales en algunas zonas del territorio que puedan articular con la escuela;  y el conseguir que los proyectos sean realmente «de centro» y no del profesor o profesora motivados en solitario.
  4. Finalmente les pregunté en qué proyecto ApS ambiental les gustaría implicarse a nivel personal, en qué proyecto, cerrando los ojos, les tendríamos que imaginar. Mariona citó el proyecto emblemático de su escuela, De font en font (de fuente en fuente); Helena cito el proyecto de Alumnos gestores del territorio y nos contó la anécdota de cómo una tarea de contar caracoles, que podría parecer tediosa para adolescentes, resulta tener un gran éxito entre ellos; Martí se imagina en cualquiera de los proyectos que tienen que ver con la limpieza de las playas y Héctor nos animó a que lo imagináramos en el río Gaià, con el agua hasta las rodillas o más arriba, animando a los jóvenes a hacer lo mismo.

Ayer por la mañana todos los participantes estábamos ciertamente metidos hasta el cuello en el río del aprendizaje-servicio… ¡nadando y disfrutando! Fue un gran día para recordar…

 

 

Share This