Seleccionar página


Como un sorprendente regalo al final de la jornada, ayer por la noche se sumaron tres astros y multiplicaron la luz que emitían.

Fue durante el concierto de piano que ofreció Jorge Nava Vásquez a beneficio de la ONG JAL en el Teatrillo. Cada uno de los actores que se implicaron en este evento es un tesoro: Jorge, JAL, el Teatrillo.

Jorge Nava tiene sólo 21 años y empezó a tocar el piano a los 5 años. Su maestría y su pasión son de tal fuerza que cuando interpreta tienes la sensación de estar frente a toda una orquesta.

JAL es una asociación presidida por Montse Pérez  que trabaja en la India desde 1965. Empezó con los intocables, las personas enfermas de lepra, la enfermedad de Hansen.

Y ahora continúa con los invisibles, las personas con discapacidad, especialmente niños y niñas, que viven además en la pobreza y la marginación.

El teatrillo es una iniciativa del amigo Pierre Baurier: una casita en el barrio de Sarrià donde se organizan conciertos a beneficio de causas diversas, uniendo dos mundos: el arte y la acción social.

Vivencias como las de anoche alimentan el espíritu y renuevan nuestro optimismo… o por lo menos nuestra confianza en que los pequeños milagros son posibles cuando se tejen complicidades.

Por algo será que JAL, en indi, significa RED.

 

Share This