Seleccionar página

Son vistosas, aportan verdor, alegran la vista… pero en realidad son aliens temibles que colonizan y arrasan los espacios naturales donde se instalan.

Se trata de la caña americana y el tupinambo o pataca, voraces invasoras que impiden que prospere la vegetación de ribera del ecosistema del Río Ripoll.

Este modestísimo río, situado entre ciudades densamente pobladas, representa un corredor verde de alto valor ecológico.

Frente a esta amenaza, la alianza de dos entidades: ADENC, asociación ecologista de larga trayectoria y la Escola Especial Xaloc.

Los chicos y chicas mayores de esta escuela están colaborando a eliminar sin piedad la caña y el tupinambo. De la mano de ADENC identifican estas especies, talan y arrancan sus raíces para que no vuelvan a brotar.

Se trata de un proyecto de aprendizaje-servicio: los educadores de la Escola Especial Xaloc hace tiempo que le sacan todo el rendimiento formativo a las acciones de voluntariado, incorporándolas al currículum como puesta en práctica de competencias.

Y como le están cogiendo el tranquillo a esto de proteger el entorno natural, ahora están construyendo cajas-nido para que aniden los carboneros, se sientan a gusto en su casita y se coman kilos y kilos de odiosas procesionarias.

Aquí tienes el vídeo Hacemos revivir el Ripoll que explica su aventura.

 

Share This