Seleccionar página

Siempre que te escucho me aportas cosas nuevas, le dijo Enric Roldán a Nieves Tapia al finalizar el acto del lunes pasado en L’Hospitalet.

Así es, porque Nieves es experta en identificar y escarbar una por una «las rendijas del sistema» por donde se cuela el aprendizaje-servicio, tal como ella misma lo expresa.

Me gustaría compartir 3 de las ideas que aportó en su charla, cada una de las cuales daría de sí para un artículo entero.

1) No hay contradicción entre avance científico y avance ético: cuanto más complejo sea el mundo, más conocimiento científico hay que tener para entenderlo y no dejarse manipular. Trump puede engañar a los ignorantes, pero no lo tiene tan fácil con personas que no se conforman con explicaciones simplistas. El aprendizaje-servicio invita a la reflexión permanente sobre la práctica, al provocar que los chicos y chicas se planteen ¿por qué pasa lo que pasa?.

Uno de los ejemplos contados por Nieves que mejor expresan esa idea es el Proyecto Arroyo de la Tapera, en Mar del Plata (Argentina), llevado a cabo por estudiantes de Química de una escuela profesional, que al analizar la calidad del agua descubrieron también la responsabilidad ciudadana en su deterioro y acabaron impulsando una acción científica y concientizadora al mismo tiempo.

2) Tenemos el riesgo de reducir a lo anecdótico los Objetivos de Desarrollo Sostenible: limitarlos a logos, a estampitas, a ejercicios encerrados en el aula… El aprendizaje-servicio une la teoría con la práctica y busca el correlato de los aprendizajes con la realidad, no con las maquetas y los dioramas que la imitan.

Otro ejemplo evocado por Nieves que ejemplifica este empeño en trabajar sobre lo real y no sobre lo simulado es el caso del Vivero de los Niños del Lago Futalaufquen, extraordinaria experiencia de una escuela de primaria en el Parque Nacional Los Alerces (Argentina). Profesorado, alumnos y toda la comunidad de la Villa Futalaufquen, crearon y pusieron en marcha un proyecto que parecía una verdadera odisea: reforestar el bosque quemado. Desde el 2008 llevan plantando cerca de 3000 árboles por año.

3) Hay tres tipos de protagonismo en el aprendizaje-servicio:

  • el coprotagonismo del centro educativo con su entorno.
  • el protagonismo de los chicos y chicas tomando las riendas del proyecto.
  • el protagonismo de los educadores, porque intencionalmente provocan estos proyectos e intencionalmente exprimen los aprendizajes que pueden proporcionar.

Como ejemplo de protagonismo de los jóvenes, que tienen así la oportunidad de sentir que hacen algo importante y de pertenencia a la comunidad porque contribuyen a su mejora, Nieves se refirió a Nidos en la Rambleta, un proyecto valenciano que mereció el año pasado uno de los Premios Aprendizaje-Servicio, en el cual alumnado de Formación Básica construyen e instalan cajas nido para carboneros, lavanderas y otras aves en un parque urbano, a fin de controlar la plaga de la galeruca, un insecto que afecta los olmos.

Nieves Tapia, socia de honor de la Red Española de Aprendizaje-Servicio,  volverá a España en diciembre, para participar en el XII Encuentro Estatal de Aprendizaje-Servicio que se celebrará en Pamplona el 13 de diciembre.

Share This