Seleccionar página

Recuerdo los cuatro años de mi hija como una de las etapas más peleonas, divertidas y surrealistas de su infancia. En esta edad pueden con todo, todo lo mezclan y lo magnifican: la fantasía con la realidad, la ternura con la rabia, la obediencia con la rebeldía.

¡Como un trailer breve de lo que luego será la adolescencia!… aunque patas arriba, porque con ellos te ríes mucho y a veces te desesperas un poco y con los adolescentes pasa al revés, que te desesperas un montón y a veces consigues -¡oh, victoria!- reírte un poco.

Pero en el Colegio Público El Almendral de Mairena del Aljarafe el profesorado ha aprovechado toda esa energía creadora para defender y mejorar la calidad de vida de la población, fomentando que los niños y niñas se conviertan en la conciencia de la comunidad y animen a los demás a actuar de manera responsable con el planeta.

Supervial es un proyecto de aprendizaje-servicio de seguridad vial y movilidad sostenible, lleno de imaginación y atrevimiento, donde los niños y niñas de la clase de 4 años se familiarizan con los problemas del tráfico y la contaminación y ponen en marcha iniciativas para mejorar  estos aspectos en la ciudad.

Entre otras actividades, elaboran emoviales, mensajes con consejos de comportamiento vial que cuelgan en las calles para concienciar a sus familias, a sus vecinos y a los ciudadanos de Mairena. Y también se animan a acudir al ayuntamiento y presentar sus conclusiones a la alcaldesa, a fin de que el ayuntamiento se comprometa también a tomar medidas.

En la otra punta del Estado, en Gijón, los niños y niñas del Grupo de Infancia de Mar de Niebla, un poco mayores que los de Mairena, también están preocupados por la contaminación de su ciudad y en este vídeo invitan a los ciudadanos a manifestarse el próximo día 18 de marzo, bajo el lema: Merecemos un  medio ambiente saludable, defiende tu salud… sal a la calle, acude!!

Esto es política en el más noble sentido de la palabra: sentir que los problemas de la ciudad son de todos y a todos nos incumbe involucrarnos en buscar soluciones. Todos somos comunidad. No es adoctrinamiento, es responsabilización y compromiso activo.

Share This