Seleccionar página

Me descompone cómo aflora la violencia a todos los niveles: en las redes sociales, en el mal trato hacia las mujeres, en la regresión de mi país a los tiempos de la represión policial ejercida durante la dictadura…

Siento por lo menos dos necesidades: la de leer a las personas lúcidas que aportan reflexiones profundas – a veces esperanzadoras y otras veces no –  y la de poner la lupa binocular en cualquier mínima buena cosa que sucede alrededor, para renovar la confianza en la gente.

Sin embargo, no necesité ninguna lupa la semana pasada en Zaragoza. Conocí una experiencia educativa extraordinaria: la de los Amig@s Activ@s.  Es un colectivo formado por profesorado de educación física que se propone, desde esta área, integrar tareas competenciales, educación emocional y metodologías activas.

Lo llevan a cabo a través de convivencias escolares donde juntan niños y niñas de diferentes escuelas, que descubren deportes alternativos que suenan a bastante desconocidos (como el colpbol, el pinfuvote, el floorball…) o redescubren el maravilloso pichi, al que yo jugaba con pasión cuando era pequeña. Además aprovechan las convivencias para trabajar educación emocional, hábitos saludables y derechos humanos.

Amig@s Activ@s se articula por zonas, por pequeños territorios donde se coordinan varios centros para organizar sus convivencias a lo largo del año, una ubicada en 2º de Primaria y otra en 4º de Primaria.

Están creciendo mucho y ya no sólo en Aragón. Además, mantienen una alianza con Familias Unidas, una ONG aragonesa de cooperación al desarrollo con la que llevan a cabo el proyecto  2 Orillas Activas. ¡El profesorado de educación física es imparable y tiene un enorme potencial para motivar a los niños y niñas!

Me llamaron para compartir con ellos una tarde de formación dedicada al aprendizaje-servicio, porque quieren empezar a explorarlo este próximo curso. Haciendo honor a su nombre y a su profesión, están realmente muy entrenados y no parecen cansarse nunca…

Una vez más, volví a casa con las pilas cargadas y la convicción de que, a pesar de estar atravesando una época fiera y dura, hay que buscar espacios de normalidad y de dejarse asombrar por lo que personas maravillosas como Amig@s Activ@s son capaces de hacer, de la manera más natural del mundo…

Share This