Seleccionar página

Hacía tiempo que quería leer este libro, Un mundo sin pobreza. Las empresas sociales y el futuro del capitalismo. ¡Me está gustando mucho!

Narcís Vives, compañero de la red Ashoka, me había hablado de él. Me interesó mucho la idea de un nuevo modelo de organización, la empresa social, que combina la gestión ágil de una empresa con la finalidad social de una ONG.

Las mezclas y los productos híbridos normalmente me atraen. Aunque vengo del sector de las organizaciones sociales, y soy una absoluta convencida de su valor, no creo que sirvan para todo, ni siempre ni en todo lugar.

El libro explica muy claramente lo que diferencia una empresa social de una empresa lucrativa normal y de una ONG. Muchas veces, las asociaciones no lucrativas tienen que desarrollar y vender productos y servicios para garantizar su subsistencia y su independencia. Esto está muy bien, pero entrar a competir en el mercado arrastra el riesgo de despìstarse un poco respecto de las finalidades sociales, y al final se pueden generar confusiones importantes.

Pero más allá de la reflexión sobre modelos organizativos, me ha llamado la atención la reflexión sobre la naturaleza multidimensional de los seres humanos. Esta reflexión rompe con el tópico muy arraigado, de que las personas nos podemos clasificar en dos tipos: las que deseamos maximizar nuestros propios nbeneficios y las que deseamos crear un beneficio social.

Yunus sostiene que una persona individual, los miembros de una sociedad o una junta de accionistas pueden combinar una proporción variable de uno y otro interés. Creo que esta constatación es  realista, abre muchas posibilidades, y evita el riesgo del reduccionismo o fundamentalismo venga de donde venga.

Unas cuantas entrevistas con Yunus sobre este tema.

http://www.offnews.info/verArticulo.php?contenidoID=7919

http://www.emprendedores.es/empresa/informacion/entrevista_muhammad_yunus

http://venezuelareal.zoomblog.com/archivo/2007/05/14/muhammad-Yunus-La-empresa-social-puede.html

Share This