Duele Colombia

Duele Colombia

Cierro los ojos y sueño que me voy de vacaciones a Colombia. Sí, de vacaciones. A montañear, que es lo mío, pero también a disfrutar de dos océanos, de ecosistemas diversos, de cafetales y colibrís que aquí no tenemos, del ajiaco colombiano, de las arepas, de los...
Piraguas y contenedores

Piraguas y contenedores

Disfrutábamos en un campamento al lado de un lago y una de las actividades estrella eran las rutas en piragua. En total teníamos ocho, lo que daba para navegar a dieciséis jóvenes cada vez. No había para todos los jóvenes y educadores, porque eran un equipamiento...
Enemigos por todas partes

Enemigos por todas partes

Lo más cerca que he estado nunca de vivir una confrontación violenta entre dos amigos fue hace muchos años en el comedor de mi casa. Eran dos chicos vascos, se conocían, pero apenas tenían contacto. Yo era el nexo entre ambos. Estaban políticamente muy distantes: uno...
¡Basta ya de pensar que no hay nada que hacer!

¡Basta ya de pensar que no hay nada que hacer!

¿Alguien recuerda cuando se podía ir en moto sin casco? ¿Cuando no era obligatorio ponerse el cinturón de seguridad en el coche? ¿Cuando se fumaba en clase, no sólo en los bares? Todas estas acciones, que ahora juzgaríamos como rechazables, en su momento estuvieron...
¡Demos la bienvenida a la discrepancia!

¡Demos la bienvenida a la discrepancia!

Apenas tres días antes de las elecciones me llamó la atención el artículo Discrepància benvinguda: eines per afrontar debats controvertits a l’aula sense caure en un diàleg de sords (Discrepancia bienvenida: herramientas para enfrentarse a debates controvertidos en el...