Contradicciones y preguntas acerca de la inclusión

Caminant desquenaEstuve trabajando esta semana habilidades comunicativas con un pequeño grupo de adolescentes de un PCPI de informática.

Se trata de chicos y chicas rebotados del sistema educativo que intentan encontrar su camino. O no: algunos ni siquiera lo intentan, sólo viven el día a día a la deriva.

En cualquier caso, menos de la mitad son aficionados a la informática. Están en este PCPI porque no han entrado en otro lugar. No hay entre ellos más nexo de unión que la condición de la de ser adolescentes en riesgo.

Claramente, en el grupo había dos sectores:

Por un lado, aquellos que, a pesar de todo, se integrarían bien en un grupo normalizado. Es más: ¡lo necesitan urgentemente! Están sedientos de estímulo positivo.

Por otro lado, aquellos que necesitan una atención mucho más individualizada, una fuerte e intensa tutoría para tirar adelante. La situación de convivencia en grupo les supera por todas partes.

Los segundos limitan las posibilidades y laminan la moral de los primeros. Los primeros no son tan fuertes ni están tan seguros de sí mismos como para asumir y motivar a los segundos. Si les pedimos este esfuerzo titánico, somos injustos con ellos.

El resultado es inquietante. ¿Seguro que esto es bueno? ¿Para quién? ¿Dónde está el beneficio? Si veo este grupo heterogéneo como un obstáculo para ambos sectores… ¿me estoy equivocando?

Quizá lo que ocurre es que no tenemos alternativas viables. Pero si no las tenemos… ¿debemos engañarnos, como en la fábula de la zorra y las uvas, y seguir apostando por este tipo de agrupaciones forzadas, aunque sean un corsé para todos?.

Me temo que nadie querría esto para sus hijos.

¿Quién ayuda a quién?

Ayudandonos en el Taller ComunicaNo estoy nada de acuerdo con quienes desterrarían la palabra ayudar del vocabulario pedagógico, argumentando que se trata de un concepto paternalista y segregador.

Lo de segregación va por considerar que aquel que ayuda se siente o se puede llegar a sentir superior a la persona ayudada.

Francamente, me parece la enésima e irritante intención de difundir un lenguaje tan políticamente correcto que al final no dice nada por miedo a ofender.

Ayudar es una estupenda palabra, de hecho, una de las primeras que se aprendenen la infancia. A Tito, que tiene cuatro años, le encanta que su padre le diga: Tito, ayúdame a poner la mesa. Tito toma los cubiertos y está contentísimo de ayudar a su padre.  Y en otro momento, es Tito quien pide ayuda a su padre para abrocharse correctamente los zapatos.

En los proyectos de aprendizaje-servicio la ayuda no se difumina, sino que se distribuye… ¡que no es lo mismo!: los que dan el servicio ayudan a aquellos que lo reciben, pero al mismo tiempo son ayudados en la medida que disfrutan de una ocasión única de aprendizaje práctico.

Lo veo continuamente con mis estudiantes de la universidad. Como proyecto ApS, imparten talleres de expresión oral a alumnado de secundaria, y esos talleres son las prácticas del módulo de comunicación que previamente han cursado.

¿Quién ayuda a quién? Clarísimamente, la ayuda es recíproca, porque los talleres constituyen una magnífica oportunidad de fortalecer lo que han aprendido.

Sería un acto de soberbia infinita considerar que uno nunca debería ser ayudado. Todos necesitamos ayuda en uno u otro sentido, en uno u otro momento, con una u otra intensidad. Más que eliminar la palabra ayudar, lo que habría que hacer es generalizarla.

 

En el lado del corazón de la cabeza

El llibre de l'Enric

Llibre ApS HospitaletAyer se presentó el libro Aprenentatge servei a l’Hospitalet de Llobregat. Ens fa crèixer (Aprendizaje-servicio en l’Hospitalet de Llobregat. Nos hace crecer).

El gran chef del libro ha sido Enric Roldán, nuestro maestro de lujo, que ha dirigido esta obra coral, donde hemos participado muchas personas.

Enric ha sido maestro desde 1971 y se ha paseado por casi todos los niveles educativos: primaria, secundaria, adultos, formador de profesorado…

Durante sus 40 años de docencia se ha vinculado al Casalet, el movimiento de renovación pedagógica de la ciudad, al sindicato Comisiones Obreras, al Centre d’Estudis de L’Hospitalet… Y es una figura clave en nuestro Grupo Permanente ApS.

El libro recoge toda la riqueza educativa y social que nos ha provocado el ApS. Como dice Enric, este increíble desarrollo no tiene otro secreto que el haber generado una red ciudadana para sostenerlo y alimentarlo.

Enric ha escrito el libro con el lado del corazón de la cabeza, con la misma pasión lúcida y serena con que todos, trabajando juntos, hacemos crecer el aprendizaje-servicio… al tiempo que éste nos alimenta y nos hace crecer.

 

 

Gurús TIC para educadores

Gurús Tic para educadores

Además de mi santísima trinidad: San Google Bendito, San Dropbox y Santa Wiki, cada vez disfruto más con la creatividad y la generosidad de personas que ofrecen sus inventos y sus descubrimientos a través de la red.

Busco a mis gurús siendo realista: no soy ninguna especialista tecnológica y me voy directa y agradecida a todo lo que es práctico y se entiende a la primera. ¡Dejo los blogs hipertecnológicos para los frikis del tema!

Entre mis últimos gurús te presento a estos grandes profesionales, virtuosos en poner fácil y accesible el mundo TIC:

Justifica tu respuesta:

Blog de Santiago Moll, el profesor menorquín que cualquier alumno de secundaria soñaría tener en clase. Santiago cree que se puede y se debe educar emocionando y eso lo transmite en su blog, con el tono de conversación informal entre docentes que intercambian sus trucos. Por ejemplo, “Lluvia de ideas o cómo enseñar a tus alumnos a ser creativos”. Me encanta cómo escribe este hombre. Es sencillamente genial.

Tiching:

Se define como “el blog de educación y TIC”. Es como una revista de pedagogía de registro claramente divulgativo y periodístico. La que leería en el metro si tuviera el dispositivo adecuado para hacerlo… ¡todo llegará!. Tiene noticias, entrevistas, consejos prácticos tipo lista numerada, un truquito irresistible: “Los 12 mejores recursos para aprender fracciones…”, “10 películas imprescindibles…”. Una comunidad de lectores/usuarios presente en 19 países.

Totemguard:

El blog de la fantástica Meritxell Viñas, enfocado totalmente a los recursos TIC. Te suscribes al blog y te van llegando buenísimas ideas. Meritxell ofrece entre otras cosas vídeos tutoriales sobre cualquier tema en el que un docente puede necesitar una explicación guiada. Como ella misma dice, su objetivo es que los profesores puedan olvidarse de los problemas técnicos asociados con el uso de las TIC en el aula y puedan dedicarse a enseñar, que es lo que les gusta.

¿Es necesario hacer deberes?

cal_fer_deures¡Seguro que que es una buena cosa que las familias ayuden a sus hijos a aprender! En este sentido… ¿los deberes son una buena herramienta? ¿O todo lo contrario?

Este fue el núclo de la presentación del libro de Jaume Funes Cal fer deures? Mares i pares que ajuden a aprendre (¿Es necesario hacer deberes? Madres y padres que ayudan a aprender) que se presentó el martes pasado en La Casa del Llibre.

Cuando se intenta reflexionar y responder a esta pregunta, se mezclan a veces muchos ingredientes: “no todos los deberes son iguales”; “el diferente capital cultural de las familias acaba convirtiendo los deberes en un elemento más de desigualdad escolar”; “no todos los niños al volver a casa tienen un familiar que pueda ayudarlos”, etcétera.

Personalmente, me interesa mucho una de las reflexiones que Marta Comas aportó al debate: la necesidad que tienen los niños de contar con un rato de aislamiento, concentración y silencio para ordenar y digerir lo que han trabajado durante el día.

Me voy a remontar al pleistoceno, pero recuerdo que cuando mi hija era pequeña no le ponían en la escuela tareas absurdas. Los deberes eran interesantes y ayudaban a tomar conciencia individual de lo que se había trabajado colectivamente en el aula.

Y ese momento de pequeña soledad, sin ruído alrededor, en que ella se concentraba en pensar y realizarlos lo mejor posible era absolutamente saludable.

Que se llamen deberes o no me da igual. Pero tengo claro que todos los niños tienen derecho a momentos como ése.

La estúpida pereza de morderse la lengua

gorila¡Casi lo paso por alto y era un buen tema para conversarlo en un día como hoy! Bueno, todavía estoy a tiempo:

El domingo pasado en la Barcelona Magic Line estuve a punto de encararme a un grupo de gorilas y por pura pereza no lo hice.

Era el típico corrito de machitos alfa intentando marcar territorio. No pertenecían a ningún equipo de la BML, pero transitaban por la sierra de Collserola en el momento en que una chica joven, de las que corren en la BML, les pasó por delante.

Los comentarios soeces y en voz alta, para que se pudieran enterar los pasajeros de un avión que sobrevolara en aquel momento por la zona, me recordaron la España profunda, ignorante y casposa de mi adolescencia.

Pensaba que la práctica de burlarse y ridiculizar en voz alta a las mujeres ya se había perdido. Pero no. Como decía mi abuela, siempre hay un tiesto para una mierda y siempre hay una ocasión para sacar lo peor de cada uno.

Nosotros íbamos unos pasos detrás y fuimos testigos. ¿Por qué no les planté cara y les envié al pleistoceno? En realidad estoy enfadada con mi exceso de prudencia. O, si quieres, de comodidad.

Es esa estúpida voz interna que dice: No vale la pena, no te sulfures, no se lo merecen… ¡Todo muy sensato, muy razonable! En el fondo, no es más que la versión políticamente correcta de No te metas en líos.

Así nos va. A las mujeres jóvenes, porque creen que ya no tienen que luchar por su dignidad. Y a las viejas, porque creemos que estamos ya demasiado cansadas para hacerlo.

A esa estúpida vocecita de calma y prudencia hay que hacerla callar, dejando de lado a la pereza. Y a los machos alfa también. Sin miramientos.

 

 

Días generosos

Balanç politiques educatives HospitaletLa vida se alimenta de días generosos.

Begoña Gasch nos lo recordó citando al poeta Joan Margarit, el martes pasado, en el encuentro de Balance de las políticas educativas a favor del éxito y la cohesión social.

Lluis Esteve, concejal de Educación de L’Hospitalet de Llobregat, repasó los retos, estrategias y resultados de los últimos cuatro años de mandato.

Fue un día generoso y buena falta que nos hacía, después del impacto del Informe de Unicef La Infancia en España 2014 y del reportaje Un de cada quatre, de la televisión catalana.

Un día generoso en el que comprobamos cómo a pesar de la crisis, de los recortes, del empobrecimiento, de las dificultades… cuando se tiene la voluntad de provocar cambios, se provocan.

Como indicador tangible de cambio positivo, Lluis aportó el incremento del éxito escolar de los últimos años en la ciudad.

Es necesario caminar adelante con la convicción de que el día generoso no nos llueve del cielo, sino que se pelea y se consigue minuto a minuto.

Es lo que han estado haciendo Lluis Esteve y Nuria Marín, en L’Hospitalet, la ciudad que pelea por ofrecer oportunidades a toda la infancia… y lo consigue.

En el encuentro, diez personas salimos a aportar nuestra visión del balance.

Aquí te dejo el mío: El meu balanç de les polítiques municipals d’educació.

Y también la poesía de Joan Margarit:

L’època generosa

Nostres com les cançons que fan plorar
són aquells dies.
Van ser la veritat de quan es feia fosc
amb somriures, banyant les criatures.
El cansament alegre del sopar.
Les cares que mai més
no han tornat com llavors a confiar-se.
La vida s’alimenta dels dies generosos.
De donar i protegir.
Quan s’ha pogut donar, la mort canvia.

Joan Margarit