Seleccionar página

¿Qué es una necesidad social?

En el aprendizaje-servicio la necesidad social es la justificación del servicio a la comunidad que van a desarrollar los niños, niñas o jóvenes: una situación en el entorno que va mal o se puede mejorar y sobre la cual es posible aportar alguna cosa: un parque sucio, unos abuelos que se sienten aislados, un bosque que se ha quemado, unos niños con discapacidad que necesitan moverse…

En definitiva, la necesidad social se refiere a un problema que está fuera de nosotros, pero que nos interpela, nos incumbe y sobre el cual podemos actuar responsablemente intentando, sino solucionarlo, al menos mejorarlo.

Para profundizar sobre este tema te puede ayudar el capítulo de Mónica Gijón Aprendizaje-servicio y necesidades sociales en el libro Aprendizaje Servicio (ApS) Educación y compromiso cívico.

La confusión más frecuente se da entre necesidad social (del entorno) y necesidad educativa (del alumnado). Vamos a ver algunos ejemplos:

Las necesidades sociales que detectamos en el entorno se enlazan con las necesidades educativas que detectamos en nuestro alumnado, pero hay que distinguir ambas cosas si queremos poner en valor que los chicos y chicas son capaces, realmente, de actuar sobre el entorno y no sólo sobre ellos mismos.

¿Cómo formular la necesidad social?

Podemos formularla como un problema (tal como está formulada en el cuadro anterior) pero también podemos formularla como un reto. Siguiendo los ejemplos anteriores, una formulación tipo reto podría ser:

  • ¡Vamos a devolver al parque un aspecto bonito y cuidado!
  • ¡Vamos a ayudar a las personas mayores a usar el móvil!
  • ¡Vamos a motivar a los niños y niñas pequeños a que aprendan a leer!

Vinculación de la necesidad social con el servicio a la comunidad

Una misma necesidad social puede inspirar servicios diferentes, y eso dependerá de las capacidades de los chicos y chicas, de las condiciones del entorno, del tiempo disponible, etcétera. Vamos a poner el ejemplo del parque sucio y abandonado.

Una reflexión antes de la acción

La necesidad social llama a la acción, pero si no reflexionamos antes acerca de las causas y consecuencias del problema, el servicio a la comunidad podría acabar siendo superficial, paternalista o de escaso impacto.

Detectar una necesidad social y querer actuar sobre ella es también una oportunidad para profundizar en el problema y comprender su alcance real. Siguiendo el ejemplo del parque, la reflexión podría ser:

  • ¿Por qué está sucio y abandonado el parque?
  • ¿Qué consecuencias tiene?
  • ¿Qué importancia tiene vivir en un lugar feo, sucio o abandonado?
  • ¿Quién debería responsabilizarse de mantener el parque en condiciones?
  • Si el ayuntamiento pone papeleras y planta árboles y flores pero el parque está sucio ¿cuál es el problema?
  • ¿Qué ocurre si no hacemos nada?