Seleccionar página

Emprendimiento social

El aprendizaje-servicio es un buen entrenamiento para el emprendimiento social

Ruta romanicÚltimamente se oye hablar bastante de Emprendimiento Social Juvenil. Fundaciones y ONG de todas partes persiguen estimular esta práctica de participación, compromiso, protagonismo y un montón de otras cosas interesantes.

Entre estas iniciativas de promoción, destacan el programa Jóvenes Changemakers, de Ashoka;  el programa JES, Jóvenes Emprendedores Sociales, de Valnalón; los Premios a Jóvenes Emprendedores Sociales de la Universidad Europea de Madrid

Como que el Emprendimiento Social Juvenil se propone alentar emprendedores sociales (y no empresarios, que sería muy legítimo, pero no es el caso), resulta que se puede confundir con el Aprendizaje-Servicio, porque ¡qué duda cabe que en un proyecto APS los jóvenes emprenden… y mucho! Pero no son exactamente lo mismo, aunque se parecen.

El ESJ se refiere a proyectos duraderos, con ambición de sostenibilidad, y un proyecto APS sencillito, por ejemplo, una breve campaña solidaria en el marco de la clase de ciencias sociales, no tendría esa envergadura ¡Aunque está claro que las pequeñas iniciativas como esta entrenan las habilidades de emprender…!

Aquí tienes un documento que lo explica: El aprendizaje-servicio como entrenamiento al emprendimiento social.

Para profundizar en la relación entre ambos conceptos, recomiendo la Guía Zerbikas Aprendizaje y servicio solidario: Aprender a emprender sirviendo a la comunidad.

Para ubicar el aprendizaje-servicio como estrategia de fomento de la competencia emprendedora, recomiendo el informe Aprender a emprender. Como educar el talento emprendedor, de la Fundación Princesa de Girona.

Programas de ESJ que son prácticas APS excelentes

En Asturias, la organización Valnalón Educa está desarrollando una Cadena de Formación de Emprendedores, uno de cuyos eslabones es el programa JES, Jóvenes Emprendedores Sociales, para chicos y chicas de secundaria, en la asignatura de Educación para la Ciudadanía (aunque se puede desarrollar en otras áreas del currículum).

Este programa puede considerarse una excelente práctica de aprendizaje servicio: sólida, duradera, vertebrada al currículum, trabajando en red con otras entidades sociales. Consiste en que los jóvenes crean una ONG real, no simulada, de cooperación al desarrollo, para colaborar en un proyecto concreto con otros colegios de los países del Sur.

En la web encontrarás una buena explicación. Te recomiendo un repaso de los proyectos de cooperación que los chicos y chicas asturianos han llevado a cabo estos años, contando con sus colegas de Ecuador, Perú, Colombia, Bolívia, Mali, Camerún, Uruguay, Honduras, Nicaragua.

En el blog del Colegio Santo Angel de Pravia, de Asturias, se recoge el día a día del proceso de desarrollo de la ONG, y también puedes ver los proyectos ya realizados por los chicos y chicas de este centro educativo.

Actoría Social Juvenil

Vale la pena seguir con atención esta iniciativa latinoamericana, impulsada por Fundación SES en Argentina junto con organizaciones de Bolivia, Uruguay, Venezuela, México, Brasil y Colombia.

Constituyeron una escuela para capacitar líderes o actores sociales entre los 17 y los 24 años, con voluntad para incidir en el entorno.

Aquí te dejo el vídeo que explica el planteamiento.

Emprendimiento social desde la Universidad

En la Universidad de Vic están impulsando un proyecto interfacultativo de fomento del empleo juvenil: EcoSPORTech,  cuya finalidad es la creación de empleo juvenil desde la emprendeduría social.