Seleccionar página

Voluntariado

¿Por qué nos interesa el aprendizaje-servicio a las entidades de voluntariado?

Portada-Profundizar-voluntariadoEn el momento actual, y en diversas poblaciones, muchas asociaciones de voluntariado y entidades sin afán de lucro están desarrollando con éxito proyectos de aprendizaje-servicio, en colaboración con escuelas, institutos y centros de educación no formal.

Estas prácticas confirman que el aprendizaje-servicio no sólo contribuye a luchar contra el fracaso escolar y a mejorar la cohesión social en los barrios y poblaciones, sino que, además, fortalece el tejido asociativo y el voluntariado.

Y esto ocurre por diversos motivos:

  • porque realmente los chicos y chicas, ya desde la escuela o el instituto, son capaces de ofrecer un servicio valioso y necesario a la organización.
  • porque incluso la formación de los chicos y chicas en los valores y la causa de la organización puede ser para ésta un fin en sí mismo.
  • porque un proyecto de aprendizaje-servicio puede aportar mayor visibilidad social a la organización y a su causa.
  • porque participar en un proyecto de este tipo puede favorecer que los chicos y chicas se comprometan como voluntarios de la organización cuando tengan edad para ello.
  • porque establecer vínculos con la escuela u otras entidades del territorio es una manera de fortalecer la propia organización.
  • porque un proyecto de aprendizaje-servicio puede, además, ayudar a conseguir recursos materiales, económicos o mayor apoyo institucional.

Todas estas constataciones contribuyen a motivar a les entidades sociales hacia el aprendizaje-servicio. Una reflexión estratégica sobre el futuro del voluntariado llevada a cabo  por la Plataforma del Voluntariado ha incorporado el ApS en sus propuestas, tal como se expone en el libro Profundizar en el Voluntariado. Los retos hasta el 2020.

En este libro se insta a las autoridades a impulsar la inclusión de prácticas de aprendizaje-servicio en los programas escolares, de manera que se ofrezca al alumnado la oportunidad de entrar en contacto con entidades de voluntariado y sensibilizarse frente a sus causas y la tarea social que desarrollan.

Por otro lado, en octubre 2015 se aprobó en España la nueva Ley del Voluntariado, que sitúa el aprendizaje-servicio en el marco del voluntariado educativo.

¿Qué cosas pueden hacer los chicos y chicas para y con las entidades de voluntariado?

Ciertamente, los niños, niñas y adolescentes todavía no pueden ser voluntarios, en el sentido estricto de la palabra, porque no son mayores de edad.

Pero pueden colaborar de muchas maneras, llevando a cabo pequeñas acciones de servicio que serán muy útiles para la entidad y, al mismo tiempo muy formativas para ellos.

Por ejemplo:

  • Pueden desarrollar campañas de sensibilización ciudadana, como una campaña de donación de sangre o de recolecta de alimentos. De esta manera también consolidan sus conocimientos de ciencias, de biología, o los relativos a la pobreza y el estado del bienestar.
  • Pueden elaborar la página web de la entidad social, o hacer un  reportaje de vídeo sobre la misma. Las asignaturas de tecnología o de comunicación audiovisual requieren de prácticas y en este caso, además, cumplirían una finalidad social.
  • Pueden recaudar fondos para la entidad social. Por ejemplo, montando una tómbola, una rifa, un concierto o una competición deportiva en la que los participantes deben aportar una pequeña cantidad de dinero. De esta manera, a parte de familiarizarse con la causa, refuerzan sus conocimientos y habilidades en matemáticas.
  • Pueden contribuir de muchas otras maneras, siempre que sean adecuadas a su edad y a sus necesidades formativas…

Algunas buenas prácticas de ApS entre entidades de voluntariado y centros educativos

Hay una infinidad de experiencias exitosas y replicables, las iré reseñando en este apartado:

  • La Escola Solc Nou desarrolla proyectos de aprendizaje-servicio en colaboración con Cáritas, y lo hace de manera transversal en todas sus especialidades de formación profesional.
  • El Colegio Santa María de Portugalete también realiza proyectos de aprendizaje-servicio en colaboración con diversas entidades de voluntariado de la ciudad.
  • Las escuelas e institutos de Mataró, con el apoyo y la coordinación por parte del ayuntamiento de esta ciudad y de la Fundació Hospital, impulsan a lo largo del curso muchos proyectos con las entidades de voluntariado del municipio.
  • El proyecto JxB. Joves pel Barri (Jóvenes por el Barrio) es una práctica emblemática de L’Hospitalet de Llobregat en la que participan muchos institutos y entidades sociales de la ciudad.

Más documentos sobre el tema