Seleccionar página

El primo de Miriam tiene autismo. Con 10 años, ahora va al colegio ordinario y se  comunica con los demás, porque, como dice su tía, ha podido tener a su alcance las herramientas que necesitaba.

No ha sido por suerte, sino por la obstinación de Miriam, que quiere ver un mundo donde el autismo no se vea como problema, y donde el camino para los niños con este trastorno sea mucho más fácil de lo que es en la actualidad. Estamos hablando de más de 200.000 niños en España y 67 millones en todo el mundo.

Con ese propósito, Miriam creó Aprendices Visuales, una pequeña ONG para mejorar la calidad de vida de las personas con autismo que empezó elaborando cuentos con pictogramas y ha continuado elaborando herramientas múltiples en formato digital y formación para familias y educadores.

Esta mañana participé en el jurado del Premio Social de la Fundación Princesa de Girona, junto con Toni Bruel, Mercedes Varcárcel, José Moncada y Sebastián Mora. Teníamos que decidir a quién otorgar el premio entre diez finalistas y, aunque todas las trayectorias personales y proyectos sociales eran espectaculares, finalmente nos hemos decantado por Miriam Reyes Oliva.

Estuve conversando con ella justo después del acto y me contaba que aunque los materiales de Aprendices Visuales están pensados y son muy buenos para los que padecen autismo, están comprobando que también son estimulantes y útiles para los que no lo padecen.

Algo parecido ocurre con el urbanismo: cuando se eliminan las barreras arquitectónicas a favor de las personas que usan silla de ruedas, el resto de los ciudadanos, que empujan el carrito de un bebé, o que trajinan el carro de la compra, también salen ganando. Cuando se crean parques infantiles dentro de las ciudades, aumenta el bienestar de las personas adultas y las ancianas que también usan estos espacios…

La historia de la pedagogía muestra este efecto una y otra vez: cuando se trabaja a favor de los niños y niñas más vulnerables, se consigue mejorar la educación y la calidad de vida de todos los demás.

Share This