Seleccionar página

Que defienda el consumo de pescado en el conjunto de una alimentación saludable no significa en absoluto que crea que “sólo” debe comerse pescado.

Casi me molesta tener que precisar esto, pero a veces hay que situar precavidamente cualquier afirmación antes de defenderla, porque tenemos todos la irritante tendencia a radicalizar sin necesidad las opiniones de otras personas cuando no coinciden cien por cien con las nuestras.

Dicho esto, defiendo convencida la buena clase magistral, la oportunidad de escuchar calladito y sin interrumpir un discurso brillante, bien argumentado, atractivo… Bueno, creo que en esto se basa el éxito de las Conferencias TED en todo el mundo, ¿no?… discursos de menos de 18 minutos,  en ocasiones sin apenas apoyo visual, en los cuales ni siquiera hay opción al diálogo o la réplica posterior.

Ayer, en las Jornadas de formación de editores de Santillana, tuve el privilegio de escuchar tres estupendas clases magistrales por parte de María José Díaz Aguado; Fernando Trujillo y Juanjo Vergara, acerca de aprendizaje cooperativo, aprender haciendo en la era digital y aprendizaje basado en proyectos, respectivamente.

Fue como saborear una degustación de platillos de pescado fresco y bien cocinado, sabrosos y saludables.  Saltando al sistema educativo, creo que si un docente puede ofrecer esta alimentación del espíritu a su alumnado no debería escamotearla. Si acaso racionarla, para poder incluir otros nutrientes: debates en clase, trabajos en grupo, tareas de investigación, juego, lecturas, diseño y elaboración de productos concretos…

Y juzgo especialmente interesante ofrecer clases magistrales como pequeñas joyas en el momento actual, en que parece que a todos nos ha disminuido la capacidad de atención y escucha atenta. Sí, a veces hay que decir ¡cállate y escucha!: para saber, para comprender, para abrirse a otros pensamientos… ¡Concéntrate, atiende, calla y escucha… al menos un rato!.

Entiendo que los vegetarianos estrictos no compartan mi defensa del pescado, ¡pero espero que me perdonen un poco si les digo que también disfruto con un plato de espinacas!

Share This