Seleccionar página

Observatori Infancia Hospitalet

Pensar es mejor que saber, pero no es tan interesante como mirar. Esta frase provocadora de Goethe podría resumir una de las actitudes básicas que han provocado la creación del Observatori de la Infància de L’Hospitalet de Llobregat.

Ciertamente, demasiadas personas piensan y hablan por los codos acerca de la infancia, sin mirar ni observar lo suficiente.

Sin embargo, mirar es clave. Como dice Alfons Cornella en Ganarse la libertad, el libro que escribimos juntos, no se puede descubrir sin mirar, y mirar no es ver.

Ayer tuvo lugar el acto de presentación de este Observatorio, una muestra más de la vitalidad asociativa de una de las ciudades -me atrevo a decir- con mayor capital social de Cataluña.

Podrían haber mirado cada una por su lado, pero las entidades que han creado el Observatorio dieron el paso de compartirlo – ¡segunda actitud básica! –  porque quieren mirar juntas, reflexionar juntas, elaborar juntas propuestas de mejora.

Tienen un objetivo común -la infancia- lo suficientemente poderoso como para querer complementarse sin absurdos protagonismos.

Sinceramente, creo que hace escasamente 15 años -bueno, tal vez 20 siendo optimistas- esto hubiera sido imposible en el mundo asociativo: de tanto mirarse el ombligo, no se levantaba la vista para observar lo suficiente.

 

Share This