Seleccionar página

Alberto Croce i Jesus Martí

¡No tenemos derecho a hacer perder el tiempo a los jóvenes!.

Así de contundente se mostró Alberto Croce en las Jornadas Joves 3D, una convocatoria al diálogo, la diversidad y la democracia organizada por la Xarxa Joves.net.

Alberto, que se situó en el espacio de la educación no formal, dedicó una parte de su intervención al análisis del contexto económico y político actual, para plantear a continuación cuáles son las herramientas que necesitan hoy los jóvenes para ser protagonistas del proceso de cambio que estamos viviendo.

Entre otras capacidades a cultivar, citó:

  • Saber estar en redes y sostenerlas.
  • Relacionarse con personas desconocidas.
  • Planificar y organizarse.
  • Comunicar aquello que se hace.
  • Analizar críticamente el entorno.
  • Evaluar a nivel personal y a nivel grupal.
  • Incidir en las decisiones políticas.
  • Usar las herramientas tecnológicas para conseguir fines sociales…

Por todo ello, Alberto insistió en la necesidad de impregnar de intencionalidad pedagógica los proyectos de aprendizaje-servicio que desarrollan las entidades juveniles y sociales, porque si bien éstas impulsan intensas actividades de servicio, suelen dedicar menos energía a los aspectos pedagógicos.

Comparto el criterio de Alberto y creo que es necesario explicitar al máximo esta intencionalidad pedagógica: no sólo por el deber moral de ser transparentes con los jóvenes, sino porque hay que estimular que sean protagonistas de su propia formación.

Las entidades sociales tenemos la obligación de contribuir, desde la educación no formal, a capacitar a los jóvenes para vivir en este mundo y transformarlo. Si no lo hacemos… estamos perdiendo el tiempo.

Share This