Seleccionar página

Curioso efecto el que ocurre cuando se comparten las ideas y proyectos. No sucede lo mismo que compartiendo cosas tangibles.

Si compartes un trozo de queso, tienes que asumir que vas a comer un bocado más pequeño.  Si compartes una idea, ésta no se hace más pequeña, sino que crece y se enriquece. Y si compartes un proyecto, éste se multiplica y se extiende.

Algo parecido ocurrió con el proyecto JxB (Jóvenes por el barrio) en L’Hospitalet de Llobregat. Se quiso compartir una experiencia concreta de aprendizaje-servicio entre un instituto y una entidad social, en lugar de limitarla a sus precursores. Con ello, la experiencia se enriqueció y se multiplicó.

El poder ya no está en tener cautiva la información, sino en compartir conocimiento. Y todavía es más poderoso el conocimiento cuando desencadena acción y transformación.

Hace apenas unos días salió de imprenta la publicación JxB Joves pel Barri. Compartir un projecte d’aprenentatge servei i dur-lo a escala de ciutat. Un ejercicio colectivo donde han participado 36 personas, 11 centros educativos y 9 entidades sociales.

El Consell de l’Esplai, el Ayuntamiento de L’Hospitalet y la Diputación de Barcelona han aportado recursos para hacerlo posible. Poniendo cada uno un poco, se consiguió lo que se necesitaba.

No hay otro camino para salir adelante, para crecer y para innovar, que la generosidad.

 

Share This