Seleccionar página

Vuelvo ahora, cargada de vitaminas para el alma, de la reunión del grupo territorial ApS de L’Hospitalet de Llobregat,

Se trata de un colectivo formado por centros educativos, entidades sociales y técnicos de la administración pública que impulsan el aprendizaje-servicio en este municipio.

Entre otras cosas, hemos ido repasando los proyectos ApS que han protagonizado durante el curso escolar los chicos y chicas de la ciudad.

¡Extraordinaria cosecha la de este año! Los proyectos se consolidan, se enriquecen y se reinventan. Una pequeña muestra de ello:

El impresionante  esfuerzo del colegio Enric d’Ossó en vertebrar todas las competencias básicas del currículum a las prácticas ApS.

O la fiesta final de los proyectos JxB (Jóvenes por el barrio) en Bellvitge, en la que participaron 300 adolescentes comprometidos con las entidades sociales de este barrio.

O el trabajo sobre los huertos urbanos que ha llevado a cabo el Consell de Nois i Noies.

O la recuperación de bicicletas por parte del alumnado del Aula Oberta (aula abierta) del Instituto Torras i Bages…

Bueno, en la libreta he anotado también dos palabras para el futuro: verano y castillo.

Por un lado, bastantes chicos y chicas se quedan con ganas de continuar algún servicio a la comunidad cuando se acaba el curso… ¿no podríamos hacer algo en verano? preguntaban.

Y por otro lado, Lluis Esteve nos planteaba contribuir a recuperar el castillo medieval que hace poco se descubrió en la ciudad.

¿Qué mejor que este dibujo de Ladis -¡otro hospitalense talentoso!- para ilustrar cómo vuela la ciudad?

Share This