Seleccionar página

¡Vaya semanita!

Primero me sumergí en un encuentro en Madrid de los participantes del Proyecto Intervención Comunitaria Intercultural, una iniciativa de la Obra Social La Caixa cuya dirección científica asume el Programa Mediación y Multiculturalidad de la UAM.

Ochenta personas de entidades sociales de toda España participan en este proyecto y están empezando a explorar las posibilidades del aprendizaje-servicio en el fomento de la ciudadanía intercultural.

Luego aterricé en Almería, donde siempre me acoge mi compañera de Ashoka Isabel Guirao.

En esta ocasión se trataba de cocinar el aprendizaje-servicio en cuatro fogones diferentes:

  • En una reunión con el grupo de entidades sociales, Administración Pública y Universidad, convocados por Juanse Fernández Prados, que llevan a cabo proyectos ApS de altísima calidad académica y social.
  • En una sala de actos llena a rebosar de cien estudiantes de primeros cursos de magisterio, convocados por su profesora Lola Rodríguez.
  • En un encuentro con el profesorado del CEIP El Puche, cuyos proyectos ApS tienen como hilo conductor la mejora d elas condiciones d evida del barrio
  • Y, finalmente, en un ciclo de conferencias organizado por el CEP de Almería, en el que participaron ochenta personas entre profesorado, madres y padres y más alumnos de la universidad.

¿No estás cansada de todo el día? -me preguntaba María José Irigaray, organizadora de los dos últimos actos.

No lo estaba, porque me habían cargado de energía. Lo que estaba era alucinada de la ilusión y fortaleza de esta gente y de este territorio.

Como una premonición, el lunes, en un encuentro de la Fundación Kreanta, Félix Manito nos repartió un texto de Stephen HawkingNo se rindan:

Así que permítanme terminar con una reflexión sobre el estado del Universo. Ha sido una época gloriosa en la que vivir e investigar en física teórica. Nuestra imagen del Universo ha cambiado muchísimo en los últimos 40 años y me siento feliz si he aportado mi granito de arena. El hecho de que nosotros, los humanos, que también somos meros conjuntos de partículas fundamentales de la naturaleza, hayamos sido capaces de acercarnos tanto a la comprensión de las leyes que nos gobiernan a nosotros mismos y nuestro Universo es un gran triunfo. Quiero compartir mi emoción y entusiasmo por esta búsqueda. Así que acuérdense de mirar hacia las estrellas y no hacia sus pies. Intenten encontrarle un sentido a lo que ven y pregúntense por aquello que hace que exista el universo. Sean curiosos. Y por muy difícil que pueda parecerles la vida, siempre hay algo que pueden hacer y en lo que pueden tener éxito. Lo importante es que no se rindan.

Share This