Seleccionar página

El miércoles y el jueves estuve en Madrid, en el curso Los ayuntamientos como promotores de las experiencias de aprendizaje-servicio, que organizó la FEMP, Federación Española de Municipios y Provincias.

Unos 50 técnicos y concejales municipales  se reunieron para averiguar alguna cosa de esta metodología y explorar las posibilidades que tienen para impulsarla desde el ámbito local.

A mí me tocaba explicar qué pasa en el mundo (con el APS, claro). Previamente, Xus Martín sentó las bases pedagógicas, en una conferencia tan rica en referentes como en ejemplos prácticos, muy sencillos y muy claros.

Durante la pausa-café previa a mi exposición, estuvimos comentando con José Luis Esteban, del Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, la vigencia de la famosa frase de Kennedy: No te preguntes qué puede hacer tu país por tí, sino qué puedes hacer tú por tu país.

Sustituye “tu país” por España, Galicia, Tierra de Campos, Granada o el barrio del Cabanyal. La frase funciona igual: miremos a nuestro alrededor y asumamos que también somos responsables y que por tanto algo debemos hacer para mejorar las cosas. Ésta es una idea sencilla y de consenso.

Fue estupendo comprobar -una vez más- que en los ayuntamientos hay profesionales con ilusión, visión de presente y de futuro, energía y generosidad. Tal vez por esta razón se contagiaron tan rápido de nuestro entusiasmo por el APS.

¿Ves el cartel de la foto, el que colgó Araceli Vilarrasa, del Ayuntamiento de Barcelona? Al final del curso estaba cubierto de post-it con ideas aportadas por todos los participantes sobre cosas concretas que los ayuntamientos pueden hacer.

La buena pregunta genera acción. La mala pregunta, desánimo.

 

Share This