Seleccionar página

He estado tres días participando en las Jornadas Transformarndo la escuela con y para la comunidadun evento organizado por la Mesa Comunitaria del barrio del Puche y la Universidad de Almería.

Lo del Puche con la Universidad es un proyecto de aprendizaje-servicio con una muy fuerte dimensión comunitaria transformadora y, por ello, con un impacto social extraordinario.

El Puche es un barrio de Almería de unos 7.000 habitantes, el tipo de barrio-aluvión creado en los años 70 sin provisión suficiente de infraestructuras, equipamientos y servicios.

Abandonado a su suerte, sumido en la degradación, guetto de inmigrantes, reducto de exclusión y de conflicto… ésta ha sido la imagen del barrio durante muchos años.

Pero los vecinos se organizaron en la Mesa Comunitaria y desde el 2006 desarrollaron proyectos como Cuido mi casa, cuido mi barrio, con la intención de rehabilitar profundamente el barrio partiendo del protagonismo y compromiso de sus habitantes. Fíjate lo que consiguieron con el Parque Garlochí de la foto.

Se buscaron un socio, la Universidad de Almería, y en este momento se proponen la recuperación del Parque del Ingenio, una zona verde muy degradada alrededor del último vestigio de una fábrica de azúcar (“el ingenio”) que ocupaba un solar.

Más de 80 alumnos de la Facultad de Ciencias de la Educación participan en este proyecto comunitario apoyando a los maestros y profesionales de las escuelas, asociaciones y centro de salud del barrio. 

Los estudiantes universitarios no sólo observan, sino que también proponen y actúan, se implican y, con todo ello, adquieren y refuerzan sus competencias como futuros maestros.

Durante estos días he tenido la ocasión y el placer de compartir y discutir con excelentes profesores y más de 300 estudiantes de la Universidad. Creo que hace tiempo que están experimentando el mensaje final que pongo en mis presentaciones:

La formación no tiene que ser sólo para mejorar el propio currículum: es necesario también orientarla a mejorar la sociedad.

Share This