Seleccionar página

¡Y no al revés! Así hemos definido la manera de construir la red española del aprendizaje-servicio, en el III Encuentro de Aprendizaje-Servicio celebrado ayer en Portugalete (País Vasco).

Es el reconocimiento de una dinámica de trabajo en red que, de hecho, ya estaba funcionando, gracias a los encuentros como éste, al intercambio y a la construcción de conocimiento que hemos ido trazando juntos.

Lo que queremos es una red de redes, ultraligera e inspirada en los mismos valores que alientan el APS: confianza, generosidad, respeto, compromiso, afecto.

Y lo que no queremos es una estructura pesada, que acabe solapando y duplicando esfuerzos y, en el peor de los casos, autojustificándose a sí misma, como pasa a veces.

Por lo tanto, lo que debemos fortalecer es cada uno de sus nudos, cada uno de los grupos impulsores que mueven y expanden el APS en su territorio.

Porque la red podrá ser ligera y sostenible en la medida en que sus miembros -los grupos territoriales- vayan ganando fuerza y experiencia.

Aquí te dejo el reportaje sobre el encuentro que nos hizo la televisión local.

Share This