Seleccionar página

Sólo faltan 5 años para poder alcanzar los Objetivos del Milenio.

Tal como afirmaba el reportaje que el sábado pasado emitió el programa Informe Semanal, se trata del mayor reto de Naciones Unidas.

Nada parece indicar que se van a alcanzar. Por el contrario, la crisis ha agudizado tanto la pobreza como el cinismo de quienes debían haber corregido el rumbo y no lo han hecho.

Como dice la convocatoria del Foro Ubuntu: A día de hoy hemos de hacer frente a un fracaso tan profundo como escandaloso: los millones que durante décadas no existían para aliviar el sufrimiento de gran parte de la población mundial (lucha contra el hambre -y en especial la desnutrición infantil-, las pandemias como el SIDA, la tuberculosis o la malaria, el acceso a agua potable, etc.) sí que existen para “rescatar” un sistema financiero que, por su codicia, nos ha llevado al límite del abismo.

Por ese motivo es necesario que apoyemos esta iniciativa de aplicar un impuesto internacional sobre las transacciones de divisas. No podemos cruzarnos de brazos.

Ni siquiera hace falta ser una persona solidaria para adherirse a esta causa. Únicamente requiere dos dedos de frente: evitar caer -¡todos!- en el abismo.

Share This