Seleccionar página

Confieso que el desembarco de las TIC en las aulas me está produciendo sentimientos contradictorios de ilusión y miedo al mismo tiempo.

Como cuando te propones una excursión ambiciosa, a una zona montañosa que no conoces o no conoces bien, sabiendo que el paisaje será excepcional, la ruta muy variada y la satisfacción de explorarla muy alta.

Pero al mismo tiempo, dudas de tu entrenamiento, del de tus compañeros, del parte meteorológico, del equipo material, de la logística de aproximación o de cualquier otra cosa. Y tienes miedo de olvidar algo o que algo importante falle.

Bueno, pues con las TIC en el aula me pasa lo mismo. Siendo una admiradora de las TIC- y, además, relativamente adicta- no puedo evitar algunos miedos como éstos:

Me da miedo que, aún sin quererlo, aumente la fragmentación del conocimiento y la minusvaloración de los estándares, porque la irrupción de las TIC nos pilla sin haber resuelto del todo bien estos temas.

Me da miedo que aumente la tendencia al egoísmo cognitivo (“sólo és significativo aquello que le interesa explorar a cada alumno”), a veces facilitado por el nuevo antiautoritarismo digital.

Me da miedo que el maestro se convierta en una especie de lampista, que invierta demasado tiempo en resolver los problemas técnicos del uso de los ordenadores en el aula.

Me da miedo que disminuya todavía más el bajo nivel de expresión oral que tenemos. ¡Y que aumente el sedentarismo!

Me da miedo usar las herramientas digitales de manera equivocada. Suerte que se van difundiendo pistas para no meter la pata.

Pero sobretodo, lo que más me preocupa es la sospecha de que quien peor resolvería estos miedos -en el caso de que se confirmaran- sería el alumnado que disponga en su entorno con menos recursos culturales, sociales y económicos, para compensarlos, o bien el alumnado con menos capacidades intelectuales.

Como no quiero dejarme vencer por el miedo, intento ganar confianza con las informaciones y reflexiones que facilitan los expertos en este tema. Aquí dejo algunos (los que entiendo mejor, porque hay otros autores que creo que son buenos, pero sólo entiendo la mitad):

Pere Marqués

Betes i Clicks

Cristóbal Cobo

Ana Laura Rossaro

Share This