Seleccionar página

Hoy ha sido el primer día de la 21st Annual Service-Learning Conference, que el National Youth Leadership Council ha organizado en San José, California.

A diferencia de otros congresos, éste reune también a los jóvenes, no se limita a los maestros, pedagogos o responsables de la administración.

De manera que es como una gran feria, donde hay un poco de todo: conferencias, talleres, paneles, exposiciones, espectáculos…

Por la mañana he estado participando en la reunión semestral de la Red Iberoamericana de Aprendizaje Servicio, que lideran CLAYSS (Argentina) y NYLC (USA). La mayoría de los participantes se han conectado via videoconferencia, desde sus diferentes países.

A parte de explicarnos novedades, hemos debatido cómo estimular proyectos de aprendizaje-servicio en situaciones de desastre, a partir de las experiencias del huracán Katrina y de los terremotos de Haití y Chile.

Por la tarde ha tenido lugar la ceremonia de obertura de la conferencia y la visita a la exposición de proyectos de todo tipo. El protagonismo de los jóvenes llama la atención en todas las facetas del congreso.

Me ha sorprendido la relevancia de los proyectos destinados a la prevención de los accidentes de tráfico por parte de los adolescentes “conductores”, y es que en USA a partir de los 16 años ya pueden sacarse su licencia.

A parte del trabajo, es un placer compartir cada vez más cosas con tantas amistades: María Rosa, Giuliana, Jim, Shannon, Cathy…  descubrimientos personales a golpe de encuentros internacionales y de encuentros virtuales.

Share This