Seleccionar página

¡Por fin estuve en la Plaza Chica! Llevaba tiempo pensando cuándo podría visitar Zafra y el día 28, tras una corta parada en Madrid y otra más corta todavía en Olivenza, llegamos a esta ciudad cargada de energía positiva.

Una energía derivada, en parte, por el encanto del centro urbano, escenario  impecable de los siglos XV y XVI, pero, sobretodo, por la sabiduría y la compañía de José, Marisa e Isabel,  impulsores del Grupo Red y de Acudex.

Esto es lo bueno que tiene viajar. Hace años yo tenía un juego que usaba al final de las excursiones con los niños y niñas. Se trataba de una frase troceada en palabras escritas en pedazos de cartulina y admitía múltiples combinaciones.

Invitaba a los niños y niñas a montar la frase. Podía ser: Explorar el paisaje es una manera maravillosa de conocer nuevas amistades. Pero también: Explorar nuevas amistades es una manera maravillosa de conocer el paisaje.

A partir de estas frases, a los niños y niñas se les ocurrían otras cosas, y esa creatividad se generaba en buena parte como resultado del esfuerzo de la excursión. ¡Había que mover previamente el cuerpo y el espíritu para estar inspirado!

Los proyectos del Grupo Red y de Acudex tienen esa creatividad fresca y auténtica que surge del esfuerzo y del compromiso a lo largo del tiempo. Por esta razón una sale vitaminada y optimista de encuentros como éste.

No se si será casualidad o no (cada vez creo menos en las casualidades) pero, de vuelta a Barcelona, escuchábamos en la radio una tertulia con José Antonio Marina, Nani Riera y Antonio Fraguas. Iba sobre el concepto de paz y las dificultades para conseguirla.

Creo que la paz tiene mucho que ver con construir la felicidad. Como hacen los compañeros y compañeras de la Plaza Chica.

Share This