Seleccionar página

Para solucionar algo primero hay que aceptar que ese algo necesita solución. Parece simple, pero no lo es. Vicki Bernadet , emprendedora social de Ashoka, cuenta que muchas veces choca con la obstinación de muchas personas en no reconocer que el abuso sexual infantil existe. Y en una dimensión estremecedora.

Según las investigaciones realizadas, un 23-25% de las niñas y un 10-15% de los niños sufren abusos sexuales antes de los 17 años, y se trata generalmente de abusos cometidos por un familiar o alguien del entorno de confianza del niño o niña.

Este es un momento del año en que bastantes niños y niñas de nuestro primer mundo reciben más juguetes de los que pueden realmente disfrutar, más de los que deberían recibir. Al lado de esta abundancia material, quizá en el mismo pueblo, en la misma calle, en la misma casa, hay niños y niñas que son utilizados como juguetes, por adultos inmaduros, egocéntricos y crueles.

 Tal vez porque esta realidad nos da demasiado miedo, apartamos la vista y no queremos saber nada. No puede ser un problema tan grave. Seguro que sólo afecta a unos pocos. ¿No estarás exagerando?

Frases como ésta, excusas o evasivas son las que recibe continuamente la Fundación Vicki Bernadet, una organización que lucha por una causa que preferimos ignorar. Para poner en evidencia que el problema existe y hay que reconocerlo y actuar, esta fundación impulsa el manifiesto Abuso sexual infantil: un problema social. ¡Va a necesitar nuestro apoyo!

Share This