Seleccionar página

Del 18 al 20 de noviembre estuve en Madrid, en la reunión semestral de los emprendedores sociales de la Red Ashoka.

Fue un encuentro tan intenso como interesante. Por un lado, se presentaron en un acto público los 4 nuevos emprendedores sociales del 2009, con proyectos realmente brillantes. Todos ellos tratan de solucionar problemas concretos con buenas ideas prácticas y sencillas de concepción, pero laboriosas y exigentes cuanto a la realización.

Por otro lado, fue muy rico el intercambio del proceso en el que se encuentran los proyectos de todos los emprendedores sociales, los retos que se van afrontando y la velocidad que se adquiere cuando los emprendedores reciben el apoyo de Ashoka.

Confirmado: lo mejor de Ashoka es la red de personas estupendas con la que una se conecta, explorando muchas veces entornos desconocidos. Uno de éstos es el entorno empresarial, por lo menos para el mundo educativo, que siempre se ha sentido extraño a él, desconfiando de sus intereses e intenciones. 

Pero cuestionar estereotipos es una buena gimnasia para poner freno al fundamentalismo, y Ashoka proporciona oportunidades de practicar este cuestionamiento.

Por eso fue tan interesante el almuerzo que tuvimos todos los emprendedores sociales con directivos del Grupo Vips. Sin duda un colectivo empresarial comprometido, sensible y responsable, con el que fue un auténtico lujo tender puentes, contrastar puntos de vista y explorar horizontes.

Share This